Inicio Badajoz En Extremadura, en el segundo trimestre, las ejecuciones hipotecarias en viviendas habituales...

En Extremadura, en el segundo trimestre, las ejecuciones hipotecarias en viviendas habituales disminuyeron un 19%

MADRID/MÉRIDA, 8 (EUROPA PRESS)

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales en Extremadura durante el segundo trimestre de 2023 se situó en 45, cifra que representa un descenso del 19 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, esta cifra supone un incremento en comparación con el trimestre anterior, cuando se registraron 31, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los registros de la propiedad de la región inscribieron un total de 78 ejecuciones en abril, mayo y junio, de las cuáles, además de las 45 sobre viviendas, hubo una sobre un solar y 10 sobre otras fincas urbanas, así como 22 que afectaron a fincas rústicas.

La mayoría de las hipotecas ejecutadas sobre viviendas, 42, correspondía a inmuebles nuevos, y 44 eran propiedad de personas físicas.

DATOS NACIONALES

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2.697 en el segundo trimestre, cifra que es la menor en un segundo trimestre desde 2020 y que supone un descenso del 16% respecto al mismo periodo de 2022. No obstante, en relación al trimestre anterior, la cifra de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se ha incrementado un 6,1%.

Leer más:  En Extremadura, el comienzo del año académico 2023/24, para los niveles de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, tendrá lugar el 11 de septiembre

Así lo refleja la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo objetivo principal es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En el segundo trimestre del año se iniciaron 5.386 ejecuciones hipotecarias, un 26% menos que en igual periodo de 2022, pero un 4,2% más que en el primer trimestre del año. De ellas, 5.100 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 286 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas bajaron un 25,5% interanual en el segundo trimestre y subieron un 3,3% en relación al trimestre anterior. Dentro de las fincas urbanas, 3.677 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 21,6% menos que en el segundo trimestre de 2022 y un 0,4% menos que en el trimestre anterior.

De ellas 3.260 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 4,2% más que en el trimestre anterior, pero un 16,7% por debajo de la cifra del segundo trimestre de 2022.

Leer más:  La Red Circular Fab de Diputación de Cáceres recibe el Premio Ciudadanos de la Asociación Consejo Audiovisual Digital

Y dentro de las viviendas de personas físicas, 2.697 ejecuciones se realizaron sobre viviendas habituales de personas físicas y 563 sobre viviendas que no son residencia habitual de los propietarios. Las primeras bajaron 16% en tasa interanual y subieron un 6,1% en tasa trimestral, mientras que las segundas retrocedieron un 19,8% respecto al segundo trimestre de 2022 y un 4,1% en relación al trimestre anterior.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 417 entre abril y junio, un 25,9% menos que en el trimestre anterior y un 46,3% por debajo de la cifra del mismo periodo de 2022.

EL 92% DE LAS EJECUCIONES SOBRE VIVIENDAS AFECTAN A PISOS USADOS

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 68,3% del total de ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre de este año. El 50,1% del total de ejecuciones hipotecarias afectaron a viviendas habituales de personas físicas, el 7,7% corresponde a viviendas de personas jurídicas y el 10,5% a otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) representaron el 24,1% del total.

El 7,4% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas del segundo trimestre fueron sobre viviendas nuevas y el 92,6% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 36,2% en tasa anual y un 21,3% en tasa intertrimestral, hasta totalizar 273, mientras que el de usadas retrocedió un 20,1% en relación al mismo trimestre de 2022, pero subió un 1,7% trimestral, hasta las 3.404 ejecuciones.

Leer más:  "Loida Zabala, la halterófila de Extremadura, informa que le han diagnosticado cáncer"

El 15,1% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007; el 14,6% a hipotecas constituidas en 2006 y el 10% a hipotecas de 2005. El periodo 2004-2008 concentra el 55,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas entre abril y junio.

ANDALUCÍA LIDERA LAS EJECUCIONES HIPOTECARIAS SOBRE VIVIENDAS

Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas en el segundo trimestre, con un total de 1.004, seguida de Cataluña (757) y Comunidad Valenciana (693). En el lado opuesto, con el menor número, se situaron Navarra (15), Cantabria (23) y La Rioja (29).

Sobre el total de fincas, Andalucía también encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 1.509, seguida de Comunidad Valenciana (1.019) y Cataluña (995). Por su parte, Navarra (22), Cantabria (29) y La Rioja (38) registraron el menor número.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEn julio, la producción industrial de Extremadura aumentó un 3,1%, ubicándose como la cuarta comunidad autónoma con mayor crecimiento
Artículo siguientePedro Sánchez felicita a los extremeños por el día de la comunidad y dice que trabajarán para lograr un futuro lleno de progreso
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.