Inicio Badajoz VICTORIA EN EL BARRO (1-2)

VICTORIA EN EL BARRO (1-2)

El CD Badajoz consiguió una importante victoria en Pasarón, imponiéndose al Pontevedra CF, un rival directo en la tabla clasificatoria. Los goles de Adilson y Soto dieron la victoria a los blanquinegros, que hicieron un enorme sacrificio en un terreno de juego impracticable.

«En cuadro». Así es como se definía el viaje de l Badajoz a Pontevedra. Con 2 bajas por sanción, dos lesiones y tras las bajas del mercado de invierno, Salmerón completaba convocatoria con 3 jugadores del juvenil (Edu, Izquierdo y Rume) y 2 del filial (Fernando y Müller). Pero el cuadro estaba protagonizado por 18 valientes que se trajeron los tres puntos de un campo difícil.

Tuvo el entrenador que recomponer el once inicial, sobre todo en la zona de atrás. Cordero y Acuña ocupaban la pareja de centrales, Jose Mas el lateral derecho y el flanco izquierdo era para el joven Edu. Debutaba Jannick por delante de la defensa y lo hacía con una gran actuación hasta que el físico le aguantó. Burlamaqui en el mediocentro, siempre bien colocado, fue uno de los jugadores destacados del partido. Alfaro por dentro, Soto y Adilson por las bandas y arriba Ferrón.

En el minuto 2 de partido avisaba Adilson con una llegada por la banda izquierda que acababa en saque de esquina. El partido comenzó con un intercambio de golpes, en el minuto 5 el Pontevedra ponía a prueba por primera vez a Kike. Pero el Badajoz golpeaba primero a los 6 minutos de encuentro con un gol tras jugada individual de Adilson. Los morados reaccionaban y en el minuto 9 tuvo que aparecer de nuevo Royo para evitar el empate.

Adilson y Alfaro tuvieron ocasión de ampliar distancias antes de la media hora de partido, sin embargo, en el 30, empataba Brais Abelenda en una jugada de saque de esquina. Fueron los mejores momentos de los locales, en los que además el Badajoz veía como la mala suerte caía de nuevo sobre la plantilla, con la lesión de Edu Sánchez, que era sustituido por Calderón. Tenía que recolocar de nuevo la defensa Salmerón.

Tras el descanso y con el terreno de juego ya en condiciones muy malas, el Badajoz insistía en su idea de llevarse los tres puntos. En el 49, una jugada individual de Soto que se iba de hasta tres defensores para cruzar el disparo y marcar un golazo. A partir de ahí las ocasiones fueron blanquinegras, Adilson, Ferrón, Alfaro… los blanquinegros tuvieron varias acciones para hacer el tercero. El 1-2 sería definitivo en el marcador.

Triunfo de sacrificio y físico que mereció un Badajoz al que no le pesan las adversidades.

Foto: David Rodiño.


- Te recomendamos -