Inicio Badajoz Vara pretende recuperar los programas de termalismo social para alargar las estancias...

Vara pretende recuperar los programas de termalismo social para alargar las estancias de mayores en balnearios

PUEBLA DE SANCHO PÉREZ (BADAJOZ), 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado su propósito de recuperar los programas de termalismo social en balnearios de la región, aportando recursos que permitan alargar las estancias de los mayores con los “beneficios” que eso supone para su salud, pero también para la salud de estas empresas y sus trabajadores.

Así, tras destacar el potencial social y económico que ofrecen los balnearios para el desarrollo de la comunidad, y en un contexto en el que las generaciones se han diversificado y donde los mayores no son un grupo homogéneo, ha defendido que “esta economía de los cuidados es un reto para quien sepa verlo, entenderlo y actuar en consecuencia”.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en Puebla de Sancho Pérez (Badajoz), donde este pasado jueves ha participado en el acto del Centenario del Hotel Balneario ‘El Raposo’.

El jefe del Ejecutivo, ha recordado que los cambios que se han producido a consecuencia de la pandemia y de la guerra se han traducido en innovación, que en la industria tiene que ver con la tecnología y en el sector servicio con la ilusión de ofrecer cosas y entender que está pasando a alrededor.

En este sentido, ha valorado el papel de los balnearios que, a pesar de que han vivido momentos “difíciles”, como “difícil” ha sido retomar el programa del Imserso, probablemente porque “no ha habido el nivel de sensibilidad y conocimiento de que todo estaba replanteándose”, Extremadura es una región “muy potente” en lo que respecta la calidad de estos servicios. “Los balnearios de Extremadura son enormemente competitivos y más ahora, en un tiempo en el que la gente ha descubierto que, además de con medicamentos, se puede sanar de manera natural”, ha apuntado.

“Alange, El Raposo, El Trampal, Valle del Jerte, El Salugral o Baños de Montemayor, los balnearios que tenemos en funcionamiento ahora, son enormemente competitivos en un tiempo en el que la gente ha descubierto que, además de con medicamentos, se puede curar haciendo ejercicio físico y que la prescripción facultativa también pasa por estos productos que de manera natural sanan tu cuerpo y tu mente”, ha aseverado, informa en nota de prensa la Junta de Extremadura.

EMPRESA FAMILIAR

De este modo, el Balneario El Raposo ha conmemorado anoche, con un acto, su centenario como empresa. En el mismo, acompañando al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha participado el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, junto al primer edil de Puebla de Sancho Pérez, Agustín Reja, y a la alcaldesa de Usagre, Nuria Candalija.

El director general de El Raposo, Ignacio Cortés, ha destacado que en con este día se pretendía hacer un homenaje a sus fundadores, las familias Alonso e Hidalgo, y en representación de ellas estuvo presente el filántropo Diego Hidalgo Schnur que revivió algunos episodios relacionados con el balneario.

Además, Cortés ha destacado la importancia de esta conmemoración, al tratarse “de una empresa familiar en la que han trabajado tres generaciones” haciendo una carrera de resistencia. A la cuarta generación les ha pedido seguir con el negocio pero teniendo presentes unos valores como “el sacrificio, la pasión, el orgullo de pertenencia y la responsabilidad”.

Miguel Ángel Gallardo, por su parte, ha apuntado que este centenario pone de manifiesto “el trabajo de la empresa familiar, pues tres generaciones han puesto lo mejor para llevar adelante el negocio y hay una cuarta generación calentando el banquillo”. Además, ha valorado el papel de los fundadores que demostraron su “amor a Extremadura”.

El presidente de la Diputación de Badajoz ha asegurado que el Balneario El Raposo “es un ejemplo desde la constancia, la adaptación a los cambios y la innovación”.

Por eso mismo, como ha reconocido, la institución provincial pacense “siempre” estará al lado de los que apuestan por la región y de ahí que no haya dudado en ejecutar el tramo de carretera que va desde El Raposo a la A-66, con el objetivo de mejorar todos los accesos al balneario. Al tiempo, en el próximo trimestre comenzarán las obras de mejora de abastecimiento de agua en la zona. Una demanda de los ayuntamientos de Usagre y Puebla de Sancho Pérez, ha señalado.

A su vez, la alcaldesa de Usagre, Nuria Candalija, ha apostado por seguir “potenciando este enclave” y también destacó la “unión de los dos ayuntamientos para sacar partido a esta zona”. Mientras, Agustín Reja, primer edil de Puebla de Sancho Pérez, no ha dudado en indicar que “este proyecto del balneario es el que más nos motiva”, informa en nota de prensa la Diputación de Badajoz.

HISTORIA

Cabe recordar que la Sociedad Alonso e Hidalgo S.R.C, propietaria y explotadora del Balneario El Raposo, se constituyó el 1 de julio de 1922 en la notaría de los Santos de Maimona.

En 1925 se construyó un hotel de 20 habitaciones dobles que tuvo como nombre ‘San José’ y que sirvió para alojar a las personas que empezaron a llegar al balneario en busca de alivio a sus dolencias. En 1926 se obtuvo la Declaración de Utilidad Pública y pasaría, el establecimiento, a ser considerado como balneario.

En el año 1943 entraría a formar parte del accionariado de la sociedad la Familia Cortés, siendo Carlos Cortés quien compró el 50 por ciento de las acciones de la Sociedad del Balneario a la familia Alonso, constituyéndose así la Sociedad Hidalgo y Cortés S.R.C.

Posteriormente fue Antonio Cortés, su hijo y padre de los actuales accionistas, quien se hizo cargo, junto a su esposa Pilar Moro, de la gestión y administración del Balneario.

En el año 1997 se produce el fallecimiento repentino de Antonio Cortés y sus cuatro hijos (Ignacio, Gonzalo, Álvaro y Jaime, actuales administradores de la sociedad) junto a su viuda, llevaron a cabo en 1999 la compra del 50 por ciento restante de la Sociedad a la familia Hidalgo.

Así quedó constituida la actual Sociedad Balneario El Raposo S.L y en ese momento se inició un período de profundas transformaciones, consistentes en obras, reformas, ampliaciones, para dotar al hotel y balneario de los servicios e instalaciones con los que cuenta en la actualidad.

“La clave para que los proyectos empresariales perduren de generación en generación está en la ampliación y diversificación”, ha destacado Ignacio Cortés. Además, ha añadido que “si el balneario sigue activo, es porque cada generación ha trabajado en aportar algo nuevo e innovador, para seguir creciendo y diversificándose”.


- Te recomendamos -